Trincheras


¿Aprovechaste estas vacaciones para visitar Trincheras?

Trincheras es una visita obligada al pasado de nuestra región. Ubicado a 40 kilómetros al  oeste de Santa Ana, Sonora,  una carretera pavimentada de alrededor de 19 kilómetros más aproxima al viajero  al poblado que no llega a 2 mil habitantes, y que está ubicado justo al Norte del cerro que, con sus 150 metros de altura, domina y enmarca totalmente a toda esa región.

Estoy seguro de que mientras que los antiguos indígenas que vivieron en la misma, quisieron construir en esos lugares algo monumental; aquí, por otro lado, en Sonora la monumentalidad la tiene todo el paisaje, y los cerros son nuestras pirámides.

Antes de llegar a Trincheras, el visitante actual cruza  el lecho seco del río Asunción. Así ve desde lejos  cómo la mole volcánica de color obscuro, destaca de entre la arena clara que han formado incontables avenidas del río. 

Sin embargo, ya aproximándonos más al cerro y al poblado a través de la llanura, los escalones que se habían divisado desde lejos  gradualmente se van transformando en más de 900 trincheras que abarcan toda la pared norte del sitio, exactamente como si fuera un  anfiteatro.

Pero eso no es todo, además de las trincheras, pueden verse incontables manifestaciones arquitectónicas diseminadas en toda la geografía del lugar, que comprende unas 100 hectáreas.


Agregar leyenda
Podemos entender al cerro de trincheras como la "capital" de esa región que comprende el Norte de Sonora, y la limitan al Norte la cultura Hohokam,  al Este la cultura del río de Sonora y aún más allá, la de Paquimé o de Casas Grandes. 

Sin embargo,  estas fronteras son modernas, ya que  también en esas regiones  los habitantes primitivos practicaron la construcción de trincheras, como  sucedió en Paquimé.

En todas ellas los habitantes primitivos formaron "corredores,"siguiendo los ríos, por los que ellos practicaron su forma de vida. Uno de ellos, importantísimo aunque apenas empieza a ser conocido, lo constituye el del río Altar, desde Santa Ana hasta la frontera actual. 

Otro es el del río Magdalena, desde Santa Ana  hasta Imuris. Y más hacia el Este, sobre el río Santa Cruz, también hay manifestaciones de esta cultura más hacia el Este, con el ejemplo importantísimo del Cerro Juanaqueña, en Chihuahua. En toda esta zona el viajero curioso  encontrará diseminados cerros de trincheras.

Y frente a la pregunta de qué  hacían o de qué vivían sus habitantes, todavía no se conoce la respuesta con certeza, ya que entre las funciones de estos cerros estaría el de habitación, de lugares de siembra, de sitios ceremoniales, aunque lo más probable es que hayan sido utilizados dependiendo de las condiciones del lugar.

En Trincheras, el Instituto Nacional de Historia, ha construido un museo, en donde el visitante  pueda  ver e imaginarse el desarrollo de la región y la cultura que conocemos como Trincheras, lo mismo que de la región durante esta época. Este museo se encuentra abierto de martes a domingo, de nueve de la mañana  a seis de la tarde. Nos lo debemos todos los sonorenses.

Finalmente, debo concluir con la noticia que acabo de recibir, de que el próximo día, 30 de agosto, será inaugurado en una exposición temporal que durará hasta Octubre, en el museo del lugar, la exposición de un mamut que fue hallado allí cerca, en el sitio arqueologico de La Playa. Y aunque La Playa no forma parte de Trincheras, sí, sus habitantes formaron parte de su cultura. Así que allí está otro motivo para ir a conocer o reconocer Trincheras.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los filibusteros en Sonora

La Cultura Clovis

El Culto a San Francisco en Magdalena