La población de Nogales, Arizona


Uno pensaría superficialmente, después de considerar la cercanía física de los dos Nogales, el sonorense y el arizonense, que estas dos ciudades han pasado por un desarrollo al menos parecido, si no es que similar. Sin embargo, ésto no ha sido así.

Lo anterior me lo sugirieron otros datos que no mencionaré aquí, aunque han sido reforzadas por conclusiones, tales como las cifras censales de ambas naciones, de ambas poblaciones, de Sonora y de Arizona, las que le confieren una característica de certeza a las conclusiones previas.

Ya hemos visto cómo ha sido el desarrollo histórico de Nogales, y su división en cuatro periodos. el del comienzo, el revolucionario, el de la década de 1930, y el actual, que  podemos llamar del auge de las maquiladoras. 

Eso, mientras que Nogales Arizona, ha pasado también por cuatro periodos históricos, aunque han sido diferentes en el tiempo a los de su hermana sonorense; procesos separados entre sí por dos lapsos en los que su comportamiento ha sido más o menos independiente del fenómeno que originó al de su hermana, Nogales Sonora. 

En otras palabras, la población arizonense no se ha visto afectada por los fenómenos que alteraron, irremediablemente y para siempre, a Nogales, Sonora, y viceversa.

Esta división en el crecimiento en población de ambas ciudades, es meramente empírica; aunque podría incluir en mis cálculos los índices de correlación y  otros, para mayor información de quien tuviese inclinación científica y así fundamentar científicamente esa división. Sin embargo, eso haría obtusa a esta presentación, por lo que la omito en este momento.

Veámoslos en orden cronológico, aclarando que conforme pasan los años, la divergencia es cada vez mayor.
El primero, que ya presenté en el artículo anterior,  va desde el inicio de esa población hasta más o menos 1920, y responde al periodo del crecimiento inicial. 

Es un desarrollo en que su población se asemeja al de su hermana sonorense. Durante este periodo, la población nogalense, de Arizona, como ya vimos en el artículo anterior, creció a un ritmo exponencial, aproximado, del 130%, hasta alcanzar los 6 mil habitantes ese último año, mientras que la población sonorense lo hizo a un ritmo  cercano al doble.

El segundo periodo corresponde a la década de 1930, cuando la población de ambas ciudades se vio afectada por la crisis de entonces, disminuyendo ambas poblaciones, conforme se ve en la gráfica adjunta, que igualmente ya presenté en el artículo anterior.

El tercero va de 1940 a 1990, y corresponde al de un crecimiento más o menos lineal en población, aunque algo aceterado; equivale, en parte, en la conversión de la calle Morley a la tienda  del noroeste mexicano; proceso que, por otro lado, no alteró para nada, ya sea elevando o bajando, a la población de Nogales, Sonora.

El final, o cuarto período, que por cierto es el más reciente y dramático de todos, debido además de sus caracterísicas propias, también es el que la diferencia con Nogales, Sonora, es más notoria. 

Inicia aproximadamente a partir del 1990, y nos muestra claramente que,a pesar de que según el censo de ese año todavía la tendencia del periodo anterior le afecta,  la población de nuestra ciudad hermana se estancó, si no es que definitivamente cayó, oscilando alrededor de los  19 a 20 mil habitantes a partir del año 2000, durante todos esos años, para después, el 2014 dar una caída poblacional de alrededor de 500 habitantes. Eso mientras que Nogales Sonora, crecía enormemente al experimentar un enorme boom poblacional.

Es decir, si recordamos por un momento que la Calle Morley se convirtió en la tienda del Noroeste de México a partir de 1920 y hasta 1970, o que las maquiladoras de Nogales, Sonora, se iniciaron a partir de la década de 1970, además de que estos procesos no se reflejaron en el crecimiento o disminución de la otra población, la conclusión inmediata, lógica, es que ambas ciudades obedecen a procesos económicos totalmente diferentes entre sí, en los que a pesar de la creencia en que Ambos Nogales tienen una historia similar, la verdad es que el crecimiento  en población de una ciudad no se revierte al otro Nogales.

Aquí debemos resaltar el hecho de que tanto el proceso por el que pasó  la ciudad arizonense entre 1940 y 1990, de bonanza económica, como el de la población sonorense, que fue de la misma naturaleza, fueron una respuesta de ambas poblaciones a fenómenos similares, económicos en su naturaleza, aunque a fin de cuenta le respuesta de cada una fue diferente a lo que sucedió con la otra. Es decir, a pesar de que los fenómenos económicos fueron iguales para ambas poblaciones, la respuesta de cada una fue diferente a la del otro Nogales.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La transición a la sociedad agrícola en Sonora

¿Cuando fue fundado Nogales?

La integración económica de Ambos Nogales