Cómo era Nogales en 1990

Con motivo del 50 aniversario del hallazgo de los restos de Kino, había interrumpido las serie de artículos históricos acerca de cómo se presentó el crecimiento en población nogalense a partir de la instalación de las maquiladoras fronterizas. Sin embargo, ahora retomo el tema. En el artículo anterior de esta serie hablaba acerca de cómo era Nogales en 1960, cuando empezó nuestra modernidad. Hoy me toca continuar con el tema, y escojo el año intermedio entre entonces y hoy y hablaré acerca de cómo era nuestra frontera alrededor de 1990.

La población de Nogales, según INEGI, alcanzaba en 1990 un total de 105,893 habitantes, de los que  la gran mayoría, el 98% era urbana (el Mpio tenía 107,973). El crecimiento en población nogalense había sido explosivo a partir de 1960, cuando esta ciudad tenía apenas unos 40,000, y los distintos gobiernos desde entonces se dedicaron a intentar resolver los principales problemas ocasionados por ese crecimiento desorganizado.

Así, uno de los principales focos de atención de los gobiernos había sido el de satisfacer la demanda educativa en todos los niveles. Por ejemplo, en 1972 era construida la escuela primaria Lázaro Cárdenas sobre un terreno comprado, aunque no únicamente en Nogales sino que en todo México fue insuficiente este proceso de crecimiento de la oferta educativa primaria, por lo que se acudió al expediente de convertir a un edificio escolar en dos escuelas, la del turno matutino y la del vespertino. 

Sin embargo, Nogales requería de más oferta educativa local, por lo que más tarde se adquirieron 28 mil metros cuadrados, contiguos a la entonces nueva Unidad Deportiva, para construir sobre este terreno el actual Instituto Tecnológico de Nogales. Ese Instituto amplió enormemente la oferta educativa local, aunque de cualquier manera no fue suficiente para cubrir la demanda local, además de que se orientó principalmente hacia la educación tecnológica, dejando de lado a las humanidades.

También en 1972 se realizaba un contrato con el Ing. Leonardo Sandoval, para que  éste construyera una garita en lo que después conoceríamos los nogalenses como "kilómetro 21," ya que el Perímetro Libre había sido cambiado hasta allá desde el perímetro libre original, cuya garita ha quedado actualmente absorbida por el crecimiento de esta población, ya que estuvo originalmente ubicada frente a los corrales y oficinas de la actual Aduana Fronteriza de Nogales, cerca de una embotelladora de refrescos. El cambio de perímetro libre ocurrió con la intención de que el nuevo Parque Industrial, de PINSA, quedara dentro del perímetro.

Y aún más tarde, en 1976, fue concluida la pavimentación del entonces Periférico Poniente, que rodeaba por completo a la población de entonces, Periférico que actualmente se ha convertido, debido al crecimiento de esta ciudad, en otra calle más de Nogales, la que conocemos como Luis Donaldo Colosio. Pero poco antes, para satisfacer la demanda de oferta deportiva local, a principio de esa década de 1970, había sido inaugurada la Unidad Deportiva, aunque durante esa década le fueron agregadas varias canchas deportivas.

Y sin embargo, el crecimiento de esta población no había sido completamente obra gubernamental. A finales de 1974 había sido concluido el primer supermercado nogalense, VH, hoy desaparecido, y esta nueva oferta local de productos vino a cambiar profundamente la estructura económica de Ambos Nogales, ya que hasta entonces no había tiendas de ropa o muebles del lado mexicano de la frontera, y también a finales, pero de 1975, también era concluido el Cinema Gemelos, también hoy desaparecido.

Todo lo anterior había sido precedido por la adecuación  de la vialidad nogalense para el imperio del automóvil. El proceso había iniciado con las obras del PRONAF, cuya principal herencia local fueron la construcción de las conocidas actulmente como Avenidas Plutarco Elías Calles, la Ruiz Cortines y la Alvaro Obregón, desde la frontera hasta el inicio del camino a Mascareñas.

A ello se le había seguido, durante el segundo gobierno de Enrique Moraila Valdés, entre 1982 y 1985, ya que había ocupado interinamente la presidencia local entre 1972 y 1974,  el segundo gran impulso para mejorar la vialidad local: una aportación importantísima de su gobierno fue la comunicación de la Calle Ingenieros con la Padre Nacho, las que hasta entonces terminaban en el cerro, y además se comunicaron, a través de diferentes circuitos la cañada Buenos Aires con la Héroes, la Astolfo R. Cárdenas con la 5 de Mayo, y se construyeron las Calles Kennedy y la actual Instituto Tecnológico de Nogales.

Ahora bien, en relación con la oferta local laboral, para entonces las maquiladoras ya se habían empezado a definir como el principal renglón de oferta de empleo nogalense, ya que había alrededor de 45 fábricas, las que ocupaban a unos 15,000 habitantes locales. De éstos, 12,100 eran obreros y el resto lo comprendían empleados administrativos. Ahora bien, si analizamos las principales actividades de las fábricas, tenemos que para entonces su principal actividad era la construcción de accesorios eléctricos y electrónicos, actividad en la que se empleaban poco más de 7,600 empleados, a la que le seguían en importancia numérica diversas manufacturas, con cerca de 3,900 trabajadores. Ese era el escenario local en 1990.


Comentarios

  1. Mucho muy interesante, a mi me toco vivir el crecimiento de Nogales, así como la desaparición de varios edificios emblemáticos como fueron la Aduana y la estación de Ferrocarril, todo fue para el progreso y nuevo desenvolvimiento de la economía local.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Cuando fue fundado Nogales?

Los Lenguajes nativos de Sonora

Porqué se llaman Santa Cruz el poblado y el río.