Manifestaciones terrestres en la frontera nogalense

Tal vez ya sepamos que la historia del Planeta Tierra se remonta a unos 4,600 millones de años, pero hay muchas manifestaciones terrestres, aún dentro de Nogales, que no conocemos. Este artículo es un intento de responder a la recurrente pregunta que se me hace de explicar los estratos que se aprecian sobre la calle Internacional, cerca de la escuela Abelardo Rodríguez.

La región aledaña a Nogales únicamente conserva manifestaciones recientes en términos geológicos, aunque  lo que hay es un reflejo de lo que sucede a nivel continental. Así, en la región aledaña a la frontera en Nogales se aprecian los efectos de una intensa actividad tectónica y magmática (o sea de terremotos y volcanes) relacionada con la llamada Tectónica de Placas.

Según ella, el globo terráqueo está dividido en placas, las que flotan sobre el magma terrestre (lava que no ha salido a la superficie), en un proceso algo parecido al de los témpanos de hielo que flotan sobre el agua. Bueno, la llamada placa Farallón, que se aproximaba desde el Oeste (y es la color obscuro en la imagen de arriba) chocó contra la Placa de América del Norte (la más clara en la misma imagen), que es donde descansa el continente americano, y se ha estado hundiendo debajo de la placa de América del Norte.



Este proceso de subducción, como se le llama, ha ocasionado que sobre el continente americano haya distintos episodios de compresión, o sea que la tierra se "aprieta" lateralmente de Este a Oeste a semejanza de un tapete que es empujado de lado. Al último de ellos le llaman los geólogos Orogenia Laramide que aquí, en Sonora, se manifestó con volcanismo, asociado con grandes emisiones de ceniza volcánica, la que al consolidarse y cementarse con agua, produjo estratos de ceniza volcánica.
Flujo de Ceniza Volcánica como la de Nogales

En particular, y regresando a Nogales, se aprecian cerca de la frontera los efectos de este vulcanismo con el flujo de cenizas volcánicas de color claro, en forma de nubes como las que vemos en las películas de terremotos.

Estas nubes de ceniza, al caer, se fueron endureciendo por acción del agua, sobre la llanura que era entonces la región nogalense. Esta formación de ceniza, que los geólogos le llaman "Toba," se aprecia sobre la calle Internacional, que corresponde a la fotografía que acompaña a este artículo, además también se ve en el acantilado de la Calle Ingenieros y sobre la calle Elías.

Acantilado de la Calle Ingenieros
Pasó el tiempo, y a este volcanismo le sucedió un evento opuesto, extensional (como en el mapa de abajo), que fue el que originó la provincia fisiográfica que llamamos de Sierras y Valles Paralelos, acompañado de la exhumación de diferentes niveles estructurales de la corteza media.


Así sucedió, por ejemplo, en la región del Sur de Nogales o cerca de Magdalena, con el surgimiento de una serie de afloramientos de zonas de deformación dúctil (semejante al chicloso), de rocas previas, que dieron origen a las sierras tan conocidas de nosotros como los Picachos de Santa Bárbara, la Sierra de Cíbuta o la de Magdalena.


Tobas al Este de Magdalena

Además, al continuar los esfuerzos de tensión, también ocasionaron la ruptura de la corteza terrestre cerca de la costa, ruptura que dio origen al Golfo de California y a la formación de la península del mismo nombre.


Esto sucedió mientras que en otros lugares se originaron una serie de "huecos" que se fueron llenando con el tiempo con rocas y cantos redondeados, dando origen a "cuencas" terrestres, semejantes a ollas que, o bien no lograron comunicarse con otras para drenarse al exterior y formar ríos, u otras que sí lo lograron y dieron origen a los ríos de la región.

Afloramiento en la carretera entre Imuris y Cocospera

Como ejemplos cercanos de cuencas que no lograron comunicarse y drenarse, están los estratos de rocas redondeadas por acción del agua que se aprecian en la carretera entre Imuris y Cocóspera; mientras que ejemplificando las cuencas que sí lograron comunicarse entre sí hasta salir al exterior, tenemos la hoy cuenca del río Santa Cruz en nuestra región, así como las cuencas de los demás ríos sonorenses.
El río Santa Cruz, desde las alturas de la Sierra de Santa Barbara
De esta manera, y regresando a nuestro ejemplo local de la calle internacional de Nogales, todo este proceso se puede apreciar, en afloramientos como el de la Calle Internacional de Nogales.

LOS ESTRATOS DE LA CALLE INTERNACIONAL
En este ejemplo de la Calle Internacional se aprecian los estratos de ceniza volcánica que se fueron inclinando por la extensión a que me he referido, hasta que finalmente se "quebraron" con fallas que han producido, aquí, una serie de estratos inclinados, además de cuencas como la cercana del Río Santa Cruz.



LAS FALLAS EN LA CALLE INTERNACIONAL
Se calcula que Sonora se extendió aproximadamente al doble de la "anchura" que tenía antes de sufrir este proceso. Y cuando no fue suficiente la extensión lateral, Este al Oeste, es que nació el Golfo de California.

Este proceso geológico de extensión no ha concluido en nuestros días, ya que es el que ha dado origen a terremotos, como el que sufrió el Estado en mayo de 1887, que destruyó gran cantidad de construcciones de la región serrana de Sonora y ocasionó muchas muertes. Por ejemplo, abajo se muestra una imagen de las ruinas del templo de Bavispe, destruido durante ese terremoto.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cuando fue fundado Nogales?

Los Lenguajes nativos de Sonora

Porqué se llaman Santa Cruz el poblado y el río.