Ambos Nogales


Ignacio Bonillas
Veíamos anteriormente la disposición más o menos cuadrada del Nogales original cuyos autores no eran unos novatos: El Ing. Charles Herbert, había asistido al Ing. William Morley para encontrar la ruta del ferrocarril por Los Nogales; mientras que el Ing. Ignacio Bonillas, nativo de San Ignacio, después de terminar sus estudios en el Instituto Tecnológico de Boston (predecesor del MIT), tenía en su experiencia ya, el haber realizado los desarrollos mineros junto con sus poblaciones respectivas en La Colorada y Minas Prietas, en Sonora.


El problema era que el terreno fronterizo nogalense para planear la población no era de lo mejor. Sin embargo, el nuevo asentamiento debía ser ubicado allí. Lo obligaba el previo establecimiento de la aduana en 1880 abierta el siguiente septiembre, seguida por la ruta ferroviaria, inaugurada el 25 de octubre de 1882.

Era que la cañada escogida para establecer la aduana, el cruce del ferrocarril, y ahora la población, aprovechaba el paso natural de comunicación entre el Sur y el Norte, ya  preexistente entre los ríos Alisos (afluente del Asunción) hacia el Sur, y el Arroyo Los Nogales (afluente del Santa Cruz) hacia el Norte, paso que consistía en un estrecho cañón de unos 10 a 15 kilómetros de largo, que no llegaba a los 500 metros de anchura, aunque había lugares en que se estrechaba aún más, a unos 200 metros, y ya en EUA se abría hacia el Norte, con distancia de unos 16 Km de la frontera.


La estación del ferrocarril de Nogales, concluida por la navidad de 1882, era un edificio de madera construido a propósito y ubicado justo en el cruce de la frontera, la mitad a cada lado de la misma; tenía, adosado al Sur a otro más pequeño (como se ve en la imagen adjunta) que era la aduana de Nogales (hablo de antes de 1887, cuando se construyó la "nueva"). 

Desde la inauguración del ferrocarril había servido para la importación de bienes, en vez de los viajeros que ocasionalmente pasaban por el cañón, como el caso de Sofía Pierson con Carlos Holler y tres niños. Esta aduana había sido establecida,  al menos en papel, el 2 de agosto de 1880; ya que su primer director, Jacobo Andonaegui, llegó por barco primero a Guaymas, para tomar después posesión de la aduana en el desierto cañón, el 11 de octubre de 1880. Mientras, ésta había sido dirigida por el contador,  Señor Gea.

Ese era el problema al que se enfrentaron los ingenieros: lo angosto de la cañada, superficie que se encontraba mermada por el Arroyo Los Nogales y la vía del ferrocarril, dificultaban  el que una población compitiera con estas vías. No había espacio para todos, rodeados por altos cerros como estaban.

Afortunadamente,  sobre la frontera misma, de Sur a Norte, había un ensanchamiento hacia el poniente en la cañada enmarcada por la llamada hoy Formación Nogales,  zona de canteras del Mioceno llamada Cañada Ancha por los lugareños, que permitía planear allí, una población, y cuyas rocas servirían para construir los edificios más notables del asentamiento. 

A esa población se le podría asignar el nombre de un solo Nogales dividido en dos por la frontera, con una calle principal  que dividiera a los lados sonorense del arizonense;  población  a la que se le llamaría, ideológicamente, Ambos Nogales. Terminada su tarea, los Ingenieros se felicitaron por su previsión.

Comentarios

  1. Me encanta tus anecdotas, Alberto! MAGNIFICOS!! Que elegante el Sr. Ignacio Bonillas...asi debermos andar ahora. Su foto del estacion de ferrocarril de Nogales de Octubre 1882 no lo he visto. Es verdaramente.... historico!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Los Lenguajes nativos de Sonora

La Aduana de Nogales

El 27 de agosto de 1918