El Ferrocarril de Sonora y el Poblamiento de Sonora

El Ferrocarril  de Sonora, inaugurado en Nogales en 1882, dos años después del establecimiento de la Aduana y dos antes de la fundación de Nogales como población,  originalmente no pasaría por este lugar.

Las concesiones en Sonora se  remontaban a la década de 1850. La compañía ganadora no contemplaba la situación económica del Estado, sino que la que ganó fue el resultado de una pugna entre varias, para construir una vía transcontinental, libre de las nieves invernales.


Eso
, mientras que en el Sonora de entonces únicamente se podía  salir en algo difrente que nofuese a caballo por barco desde Guaymas

Su construcción empezó en 1880 en Guaymas para ir a Hermosillo y de allí al Paso, Texas; aunque hubo ciertas complicaciones en su construcción. La primera ocurrió en su viaje inaugural de Guayas a Hermosillo cuando las locomotoras  no  tuvieron la potencia necesaria para llevar a los que iban en el tren, dejando abandonados a los pasajeros, quienes se tuvieron que regresarse a pie. Y aunque la culpa del percance no se debía al Gobernador, sobre él recayó la culpa y  sus enemigos políticos aprovecharon esa circunstancia para programar una serie de protestas en Her
mosillo, como la de que se llegó a disparar varios tiros contra su casa, hasta que se forzó su renuncia. 

Y aún después de que llegara la vía a Hermosillo, estaban construyendo su continuación, cuando  se cambió la ruta a Magdalena  para ir de allí al Paso; ya que, el Ing. Moreno encontró que si se cambiaba la ruta de Hermosillo al Paso y se construía a Magdalena, para ir de allí al Paso, se abarataba mucho la obra. 

Aún posteriormente, se cambió su derrotero nuevamente desde Magdalena, para cruzar  la frontera  por el rancho los Nogales; para conectar con el ferrocarril que ya se construía en e Sur de Arizona, por lo que se decidió cambiarla, y así fue que el lugar en donde surgiría esta población entró a la historia.  

Los ingenieros Daniel Robinson, William Morley  y Antonio Moreno se  encargaron de la obra; mientras, los ganaderos del Norte de Sonora, entre ellos mi bisabuelo, Guillermo Barnett, veían alterados irremediablemente sus modos de vida rural.

Su  inauguración se realizó el 25 de octubre de 1882. A Sonora lo representaba el  Profesor  Enrique Quijada, ya que el Gobierno  del Estado pasaba por los problemas ya mencionados y no pudo asistir al evento  el Gobernador Ortiz. Por eso fue que el Profesor Quijada pronunció un discurso hoy perdido;  mientras que, el gobernador del Territorio de  Arizona, quien tampoco asistió, envió otro en el que, utilizando una parábola, congratulaba a Arizona porque con el ferrocarril se consumaba el matrimonio del océano [el Pacífico] con  las grandes llanuras [estadouidenses]. Terminando el evento inauguratorio, los invitados fueron llevados al Hotel Santa  Rita en Calabazas (cerca del campo actual de Golf de Río Rico), a un banquete preparado ex profeso.

Sin embargo, el ferrocarril no alteró inmediatamente las costumbres de los sonorenses. Estos importaron en 1883, primer año completo de su funcionamiento, 1.4 millones por Guaymas, mientras que Nogales reportó apenas $157 mil. 

Las razones de  la  disparidad eran los altos cobros hechos por la compañía, que únicamente ofrecía servicio de primera clase de pasajeros (tres cts. por kilómetro); y aunque estaba incluido en el contrato, no había de segunda (2 centavos por kilómetro) ni tercera clase (3 centavos por  kilómetro). Así, un boleto entre Guaymas y Nogales costaba $12.75

En 1883, el tren salía de Guaymas a las 12:45 de la tarde y llegaba a Nogales hasta las 3:30 de la madrugada siguiente. En sentido contrario, salía de Nogales a las 9:00 PM, para llegar a Guaymas a las 11:45 de la mañana del día siguiente. La única meta que tenía el ferrocarril era no hacer perder el tiempo a los pasajeros en Arizona en su conexión con el que iba al Paso, tiempo en Benson.

En 1885, el ferrocarril abrió sus oficinas centrales en Nogales inaugurando con ello una tendencia generalizada en la que venían a Nogales a instalar sus oficinas generales las principales compañías del Estado, a pesar de las peticiones de los guaymenses en el sentido de que no lo hicieran; mientras que otros sonorenses, como Manuel Mascareñas Porras, se reubicaron a  la frontera. Así, Nogales empezó a poblarse a costa de Guaymas y Hermosillo.

También en 1885, finalmente las continuas quejas de los sonorenses, llevaron a  la compañía a cambiar sus tarifas y horarios para alentar a los sonorenses a utilizar al tren. De esta manera fue cómo de 33,000 pasajeros en 1883, para 1911 se alcanzaron 253,495 y la población sonorense se duplicó, de 108,000 en 1883, a 220,000 en 1910. 

Los registros de la compañía nos muestran que los pasajeros utilizaban al ferrocarril para viajes cortos y de bajos costos. Por ejemplo, en 1905, de los 138,340 pasajeros que tuvo el tren, 97,717 lo hicieron pagando boleto de tercera clase. Además, menos del 14% de los pasajeros  venían hasta Nogales, ya que únicamente los estadounidenses lo hacían. 


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los Lenguajes nativos de Sonora

La Aduana de Nogales

El 27 de agosto de 1918