Cómo fue la Presidencia Municipal de Arana en Magdalena

José María Arana como Presidente Municipal se caracterizó por ser un enlace y procurador de servicios para el gobierno Federal y Estatal, a la vez que utilizaba esa intermediación como trampolín para alcanzar mayores posiciones.

Esta técnica se aprecia desde sus inicios, cuando le regala dos minas, Soledad y Arana Hermanos, al entonces Gobernador  de Sonora, Plutarco Elías Calles, aunque éste las rechaza diciéndole que le devuelve su documentación, y agrega: "...soy pobre y no cuento con más recursos que el sueldo que tengo señalado..."

Ya lograda cierta ascendencia pública, Arana se valió de la asociación antichina para alcanzar un mayor peso social frente al gobierno y a la vez en convertirse en un intermediario casi indispensable entre los sonorenses y el gobierno. Inicialmente empezó con Magdalena, aunque eventualmente se extendió por todo el territorio sonorense, cubriendo, además de Magdalena, a Cananea, Nacozari, Hermosillo, Guaymas, Nogales, y aún otros Estados como Sinaloa.

Un ejemplo de ésto ocurre el 11 de septiembre de 1918, cuando se comunica con él cierta persona de apellido Arvizu (la firma es algo ilegible) y le recomienda a un Sr. Ramírez como Jefe de Policía para el nuevo ayuntamiento que empezaría, no en Magdalena sino en Nogales.

De la misma manera, cuando fue alcalde de Magdalena, Arana consiguió que el periódico "Pro Patria" se imprimiera en los talleres de la Escuela Cruz Gálvez, así como  también era un donante en grado nada despreciable de esa institución, al grado de que recibía cartas de agradecimiento del mismo Elías Calles, y participaba en la  venta de cerveza y de alcohol, este último "para atenciones médicas", a pesar del Decreto No. 1, que lo prohibía expresamente.

Un aspecto muy importante del desarrollo de la campaña de Arana fue que incorporó a la misma dentro del Partido Revolucionario Sonorense, Partido que promovió la candidatura de Adolfo de la Huerta para la Gubernatura de Sonora, hecho que se convirtió en un presagio de la colaboración futura del gobierno posrevolucionario con el movimiento antichino y el manejo de masas para fines políticos.

Cambiando ligeramente de tema, no conozco la razón detrás de la carta manuscrita que le envió el Presidente del Comité Antichino en Hermosillo, el Sr. Francisco G. Bátriz, en la que le pide: "...haga lo posible por conseguirme en esa un kilo de "mariguana" que ofrecí a unas personas para que se la aplicaran contra las reumas" y luego aclara la verdadera razón del insulto: "¿Qué ha hecho la plataforma aranista? Los correligionarios de ésta me lo preguntan. El cerebro es Ud. Produzca algo, compañero..." A esta acusación, debo aclararlo, no se dignó responder Arana.

Ahora bien, y en relación con el problema chino, es notable en sus cartas, y derivado de su campaña antichina, sus constantes referencias a la transmisión de enfermedades por ellos, además de consideraciones puramente económicas como razones para combatirlos. Del problema femenino ni una sola palabra originada en él.  Estas razones de la campaña surgiríam durante la década siguiente.

De esta manera logró que durante la presidencia municipal en Magdalena de Arana, 34 comercios chinos cerraran sus puertas en esa población, quedando seis, además de 19 comercios de mexicanos que iniciaron operaciones.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cuando fue fundado Nogales?

Los Lenguajes nativos de Sonora

Porqué se llaman Santa Cruz el poblado y el río.