La Campaña antichina de José María Arana

Después de tocar los temas básicos de la campaña antichina en México y Sonora para tener una mejor idea de lo que conlleva ésta, ahora dirijo mi atención a nuestra región del Norte de Sonora. Al realizar la investigación previa de análisis para escribir adecuadamente sobre este tema, me doy cuenta de que hay algunas situaciones que no he logrado resolver, por lo que las presento aquí igual a como las hallé. Mi meta no es meramente presentar lo que ya se ha escrito sobre este asunto, sino ir descubriendo nuevas situaciones, nuevas características de cómo se realizó la campaña antichina en nuestra entidad, nuevas motivaciones de aquella campaña que dirigió la formación económica del Estado de Sonora durante esa época en que se formó el Sonora que conocemos.

Debo agregar que toda la información aquí presentada se basa en investigaciones que he realizado, de ninguna manera podría acusárseme de inventar situaciones o sucesos. Estas investigaciones se basan en documentación de primera mano. Por ejemplo, una fuente fundamental para la realización de lo aquí presentado se basa en los papeles del principal actor de esa campaña que tuviera su base precisamente en Magdalena. Este actor fue don José María Arana, quien fuera el principal dirigente de las campañas antichinas en Sonora, Baja California y Sinaloa. Esos papeles, sus originales, se encuentran actualmente en la sección de Colecciones Especiales de la Biblioteca Central de la Universidad de Arizona. Comprenden más de un metro de documentos que van desde 1904 hasta 1921.

Quedan varias dudas que no he logrado resolver, de las que mencionaría, entre otras, las siguientes: Si Arana fue alcalde de Magdalena a finales de la segunda década del siglo XX, surge entonces la pregunta ¿porqué no logró, cuando fue autoridad municipal, avanzar en aquella campaña que había logrado ese crecimiento tan enorme durante los años previos?

¿Porqué en la memoria colectiva del Sonorense existen recuerdos del actuar público de los chinos que no se encuentran acordes a lo virulento de las campañas expresadas en el periódico de Arana, "Pro Patria": entre los que mencionaría el pilón que forma parte ya de nuestro léxico regional, o el caso de que al terminar la cosecha de algún sembradío, los mismos chinos permitían que la gente menesterosa de esa región cosechara lo que había quedado de aquella siembra? ¿Porqué existe en el imaginario colectivo del habitante de la región la percepción de un pecado original, de una acción oculta que ha permanecido a través del tiempo así, escondida con los bienes que quedaron en Sonora de los chinos?

Pero por encima de todo: ¿Qué razones llevaron al gobernador Interino del Estado a emitir un juicio tan lapidario como el que lanzara en su oficio respuesta dirigido al mismo Arana, del 4 de diciembre de 1917, en contra de lo expresado por éste en su periódico "Pro Patria", en la que dice, por ejemplo:

"... el pensamiento capital que ha manifestado usted al pretender hacer uso de nacionalismo sincero en la cuestión que persigue, o más bien que parece perseguir [énfasis mío] ... si esa prensa para exponer sus ideas hace uso de un léxico tabernario, sembrando ultrajes e insultos a nuestras propias familias, no tenemos ni el más leve derecho para reclamar el dictado de civilizados... ?



Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cuando fue fundado Nogales?

Los Lenguajes nativos de Sonora

Porqué se llaman Santa Cruz el poblado y el río.